Intelectuales más influyentes de Iberoamérica

La salida de Estados Unidos de los Acuerdos de París, seguidos, recientemente, por el escepticismo y el rechazo por parte del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, han llevado a primera plana los enormes desafíos a los que se enfrenta la comunidad internacional a la hora de luchar por un futuro más sostenible.

Es una brecha cada vez más ancha la que se abre entre los que abogan por la sostenibilidad en todos sus sentidos –medioambiental, social, cultural, de género, racial, económica- y los que la desprecian y pretenden minar las iniciativas globales que se han puesto en marcha para conseguirla, como la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por eso en esta edición de los intelectuales iberoamericanos más influyentes hemos querido identificar aquellos que están aportando ideas, reflexiones y propuestas en aras de una mayor sostenibilidad, en cualquiera de sus ámbitos. Por su gran diversidad, en todos los sentidos, Iberoamérica ha sido tradicionalmente cuna e impulsor del propio concepto de sostenibilidad; no en vano, la Cumbre de Río de 1992 dio el pistoletazo de salida para una nueva conciencia global sobre la materia.

Esta lista incluye destacados medioambientalistas, pero también activistas del feminismo y de la lucha contra la pobreza y la desigualdad; hay gente que procede de la sociología, de la biología, del emprendimiento social y de la música. Hay personas jóvenes y personas mayores y una amplia representación geográfica. Una muestra más de la diversidad de orígenes y enfoques de Iberoamérica.

Este ejercicio ha sido posible gracias a la colaboración entre esglobal y la Fundación Avina, una de las organizaciones más activas y reconocidas de la región en todo lo relacionado con la sostenibilidad.

Como siempre, no están todos los que son, pero sí son todos los que están. Por eso, les animamos a que nos ayuden a completar la lista con sus propias aportaciones en el apartado de comentarios.

Textos realizados por Eva Brunner y Ricardo Grande.

 

Nota completa AQUI 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *